La Terapia Gestalt es algo más que una simple psicoterapia. Se presenta como una verdadera filosofía existencial, un arte de vivir, una manera particular de concebir las relaciones del ser humano con el mundo.

  • Pone el acento sobre la toma de conciencia de la experiencia actual (el aquí y el ahora) y rehabilita el sentimiento emocional y corporal, generalmente censurado en la cultura occidental.
  • Desarrolla una perspectiva unificadora del ser humano, integrando a la vez, sus dimensiones sensoriales, afectivas, intelectuales, sociales y espirituales, permitiendo una experiencia global donde la vivencia corporal puede traducirse a palabras y la palabra pueda ser vivida corporalmente.
  • Favorece un contacto auténtico con los otros y con uno mismo.
  • No sólo tiene como objetivo simplemente explicar los orígenes de nuestras dificultades, sino experimentar y “experiencia”. Los indicios de las soluciones nuevas: a la búsqueda dolorosa y, generalmente, evitativa del saber por qué, ofrece la alternativa del sentir cómo, dando paso así a un proceso de movilización que favorece el cambio.